Reforma en vivienda de 1850 (3)

6 septiembre, 2019 § Deja un comentario

Tras contaros en el blog el aislamiento empleado en la reforma de la vivienda, nos habéis preguntado cómo son los muros de un edificio de 1850 y habéis mostrado vuestra preocupación sobre la posible pérdida de inercia en los mismos tras la ejecución de la reforma.

Los muros originales de la fachada de la vivienda tienen 80 cm de espesor. Están formados por una mezcla de piedra, yeso, arena y vigas y pilares de madera (situados a modo de entramado en los perímetros de los huecos, esquinas, encuentros…). Podemos resumir diciendo que la calidad constructiva de los mismos no es muy alta, si bien es cierto que su enorme masa aporta una inercia térmica que proporciona resultados dispares.

Antes de hacer la reforma, los veranos en el interior de la vivienda sí eran algo más frescos que en el interior de viviendas más modernas debido al que podríamos denominar “efecto cueva”. Aunque no lo eran tanto como se podría esperar, debido a la mala calidad de las ventanas (de aluminio y sin rotura de puente térmico) y de los cerramientos que dan al patio de corrala, que ni contaban con aislamiento ni tenían el espesor suficiente para mantener dicho “efecto cueva”.

Los inviernos sí se vivían muy fríos en el interior de la vivienda, precisamente por la gran masa de estos muros. La calefacción (eléctrica, al no existir otra posibilidad como podría ser el gas natural) se dedicaba durante gran parte del invierno a calentar dichos muros, en vez de calentar el aire. Y, como no había ningún tipo de aislamiento térmico, los muros no se mantenían calientes.

Sí es cierto que la ejecución de la reforma hizo perder inercia térmica a la vivienda. De hecho, en las simulaciones energéticas que se realizaron antes de la obra se tuvo en cuenta este hecho. Los resultados decían que durante el invierno, la influencia de esta pérdida de inercia térmica quedaba en segundo plano frente a los enormes beneficios de colocar aislamiento térmico. En verano, las simulaciones energéticas indicaban que el comportamiento térmico de la vivienda se iba a mantener prácticamente igual tras la obra: la pérdida del “efecto cueva” se compensaba con el efecto conseguido al mejorar la envolvente térmica en general.

Tras la obra se ha confirmado todo lo que la simulación indicaba.

La opción ideal habría sido aislar por el exterior (pues se habrían sumado los beneficios de aislar térmicamente con el mantenimiento de la inercia térmica), pero en este caso, en que se acometía únicamente la obra de una vivienda, y no de toda la corrala, resultaba imposible.

 

Anuncios

Reforma en vivienda de 1850 (2)

28 mayo, 2019 § Deja un comentario

En la reforma realizada sobre una vivienda perteneciente a una corrala edificada en el año 1850 también tuvimos en cuenta el aislamiento térmico.

En este caso, se optó por aislar suelos, paredes y techos, debido a que la mayor los pisos de alrededor se encuentran deshabitados desde hace bastantes años. Es por ello por lo que se decidió realizar una envolvente térmica continua no sólo en todo el perímetro de la vivienda, sino también en sus límites superior e inferior.

En el suelo se optó por unas placas de XPS con un valor de conductividad térmica de 0.034 W/mK y dos espesores diferentes: 5 cm y 2.5 cm. Esto permitió realizar diferentes combinaciones entre ellas para nivelar el suelo de un modo económico y ligero.

En el falso techo y en el trasdosado perimetral se optó por utilizar un panel semirrígido de lana de roca no hidrófilo- de 5 cm de espesor y 0.037 W/mK. En el falso techo se colocó un doble panel, alcanzando espesores de 10 cm. Pero en el trasdosado de la vivienda se optó por colocar un solo panel de 5 cm de espesor, con el objetivo de no penalizar más el ya pequeño tamaño de la vivienda (unos 45 m2 útiles) al ejecutar trasdosados de mayor espesor.

reforma vivienda

Detalle de arranque de SATE

25 enero, 2019 § Deja un comentario

Hoy queremos mostraros un ejemplo de arranque de SATE realizado en una obra en la que estamos tomando parte.

Como veis, el SATE arranca sobre unas placas de aislamiento térmico perimetral de alta densidad resistente a la humedad. Estas placas se colocan adheridas entre la impermeabilización de la fachada y una lámina drenante protectora.

Es encima de estas placas donde comienza a ejecutarse el SATE. Iniciamos con un panel de zócalo de espuma rígida de poliestireno expandido fijado con adhesivo. Este panel de zócalo debe sobresalir por encima del nivel del terreno al menos 30 cm, y deberá cuidarse especialmente que no esté en zonas en que haya agua ejerciendo presión.

Y sólo después se ejecuta el SATE como tal. En este caso se ha optado por unos paneles de EPS grafito, que tienen un mejor valor de conductividad térmica.

Jornada técnica organizada por la Asociación Técnica Española de Climatización y Refrigeración

27 octubre, 2017 § Deja un comentario

Buenos días a todos,

La semana pasada asistimos a una jornada técnica organizada por la Asociación Técnica Española de Climatización y Refrigeración (ATECYR). Dicha jornada se centró en el análisis de soluciones prácticas en edificios de consumo de energía casi nulo en nuestro país.

El objetivo de la jornada era exponer las diferentes formas de diseño que se pueden adoptar para lograr un consumo de energía casi nulo en los edificios, centrándose tanto en la envolvente térmica como en el integración de sistemas pasivos, sin dejar de lado la integración de energías renovables. Se expusieron también los indicadores propuestos para definir los edificios de consumo de energía casi nulo por el documento básico de Ahorro de Energía del CTE.

La jornada fue interesante por varios aspectos. Por una parte, fue interesante conocer el enfoque que, sobre los edificios de consumo casi nulo de energía, existe más allá del universo Passivhaus, más conocido y familiar para nosotras. El término Passivhaus salió muy poco a colación en la jornada, pero los conceptos de los que se trató hacían referencia a la solución que propone dicho estándar para conseguir dicho tipo de edificios: un buen diseño inicial que tiene en cuenta la climatología y la ubicación del edificio en su entorno; una buena envolvente térmica de cara a reducir de manera importante la demanda de la energía empleada en las instalaciones de climatización; un control de la estanqueidad del edificio; la instalación de un sistema de ventilación mecánica controlada con intercambiador de calor…

Especialmente interesante fue la intervención de parte del equipo técnico de CP Grupo, empresa promotora que desde hace años está haciendo el esfuerzo de implementar, poco a poco, medidas encaminadas a reducir la demanda energética de sus edificaciones, medidas que incluyen el estudio detallado de puentes térmicos, el control de la estanqueidad, la incorporación de un sistema de ventilación mecánica controlada con recuperador de calor… Además, con posterioridad a la ejecución de las obras y a la entrega de las viviendas a sus propietarios, mantienen un control de los consumos, de la utilización de las instalaciones de climatización por los usuarios y cuentan con viviendas monitorizadas, acciones todas ellas que les ayudan a llegar a conclusiones (entre ellas, la importancia de formar al usuario en el empleo de este tipo de viviendas) y seguir mejorando.

Resulta muy satisfactorio ver cómo cada vez hay más empresas promotoras que se ponen manos a la obra en lo que a conseguir edificios de consumo casi nulo se refiere. ¡Nuestra enhorabuena a todas ellas!

 

Jornada en el COAATIE de Albacete

22 abril, 2016 § Deja un comentario

Esta semana queremos contaros que el pasado día 11 de Abril se celebró en el Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de la Edificación de Albacete, una jornada sobre Sostenibilidad energética en la edificación. Coincidiendo con la jornada también se expuso el III Concurso Iberoamericano Passivhaus, que estuvo colocado en el hall del Colegio.

En la charla, organizada por Foam Glas y Socyr, participó Cristina Romero como delegada de la Plataforma Passivhaus en Castilla la Mancha.

Durante una hora y media se dieron tres charlas profundizando en los sistemas de aislamiento e impermeabilización, terminando con la explicación de qué es el estándar Passivhaus y por qué son tan importantes los aislamientos para conseguirlo,  de la mano de Cristina Romero.

La jornada fue muy positiva, ya que los asistentes participaron activamente preguntando a los ponentes.

 

Desde aquí queremos agradecer al Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de la Edificación de Albacete su buena disposición y su ayuda para la organización de este tipo de actos.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Aislamiento térmico en RCarquitectura.

A %d blogueros les gusta esto: